Universo Adolescente                                     Univers adolescent

La adolescencia es uno de los momentos más importantes en la vida del ser humano. No se trata sólo de un período de transición, es también uno de los momentos más expansivos y vitales de nuestro desarrollo. Me atrevería a deciros que cuando hablamos de adolescencia también nos adentramos al “universo adolescente”, : ese trayecto medio entre la niñez y el ser adulto, dónde quizás ya han dejado de tener cabida los referentes de la infancia: los padres.

 

Sin embargo, el adolescente les necesita, aunque en esta etapa aparece como referente el grupo de iguales, y es en ese camino dónde en ocasiones el joven, en proyecto de convertirse en adulto experimenta cambios físicos y psicológicos drásticos, cambios sutiles, crisis existenciales, miedos, dudas, anhelos,  ilusiones y sueños.

 

La mayor parte de mi trayectoria profesional la he dedicado a la atención del adolescente, ese ser potencial que posee un sinfín de posibilidades . Ser adolescente significa tener el impulso vital de salir a la vida, y en ese proceso es dónde el psicoterapeuta acompaña, desde la complicidad, el respeto a la autenticidad y el vínculo energético  y afectivo que se crea en la relación terapéutica.

 

Sabemos bien que pese a ser un momento de expansivo y vital determinante muchos adolescentes llegan a este momento “acorazados”, “reactivos”, “respondones” ó con temores que les impiden mostrarse, con dificultades para salir del entorno matriz, con miedo a crecer, situaciones que les hacen conectar con sensaciones tan contrastantes como el "miedo a la vida" o el "miedo a la muerte". Resultado de ello son las llamadas “crisis depresivas”, “crisis psicóticas”, estados de aislamiento o tristeza.

 

Tomando en cuenta todo ello, la intervención desde  la visión reichiana concibe este momento como la segunda gran oportunidad, ya que aún no se ha "cerrado el carácter" y dónde aún tenemos posibilidades de aumentar la capacidad de goce que da lugar al  yo genuino y real del adolescente,  sanando la relación  con el sistema familiar del que proviene y las historias pendientes por resolver de la infancia, para abrir las alas en su  vuelo hacia la conquista de  su autonomía e independencia.