Trastornos de la conducta alimentaria/Trastorns alimentaris

 


¿Cómo se desarrolla una relación disfuncional con la comida? ¿Por qué el cuerpo es el foco de atención donde se canalizan los conflictos internos? ¿Puede el vómito ser una manera de sentir liberación o descargar la tensión acumulada en el cuerpo?

 

Estas y algunas otras cuestiones están detrás de un trastorno alimentario. Las respuestas no son siempre tan simples, y tampoco serán iguales para todas las personas, ya que como bien sabemos cada cual posee una trayectoria vital que le lleva a expresar su malestar en una particular forma que también tiene que ver con su "carácter". Cuando hablamos de patología alimentaria podemos observar indicadores como  delgadez extrema, la preocupación excesiva por el peso y la talla(obsesiones), los cambios bruscos de peso, tristeza, aislamiento, obsesión por la comida, etc.

 

Quizás todos hemos leído, oído o conocido alguna persona que de un momento a otro vive una relación disfuncional con su peso, su cuerpo, ó se sienta preocupad@ por su físico, y aunque no siempre se trata de un trastorno, sí que es cierto que  en algunos casos detrás de estas posibles señales se esconde un trasfondo que se puede sanar. Independientemente de si se trata de hombres o mujeres; el síntoma alimentario es siempre el aspecto más destacable de una problemática interna que puede reflejar una insatisfacción,  rechazo hacia el propio cuerpo, necesidad de control, baja autoestima, miedo al rechazo, perfeccionismo, etc.

 

Desde mi visión, no sólo se trata de un síntoma que hay que cortar o hacer desvanecer; la mayor parte de las veces el síntoma es la pantalla visible de un fondo que puede conllevar en sí dolor emocional, carencias emocionales y afectivas, experiencias traumáticas no resueltas, duelos no elaborados, experiencias de abuso sexual, maltrato psicológico, traumas de apego o apegos ambivalentes, inseguros, desorganizados, etc. Por ello planteo un tratamiento que contemple una visión sistémica e integradora que permita a la persona encontrar un equilibrio entre su mundo emocional y vivencia corporal, dando lugar a una relación saludable con la alimentación y con su propio cuerpo.

La terapia breve caracteroanalítica (PBC) es una terapia muy eficaz para este tipo de trastornos y problemáticas, pues se trabaja desde la conjunción cuerpo-mente, y justamente el contacto con el cuerpo, entendido no desde el control, puede hacer que la persona cree una relación bien diferente con "el espacio que habita"- su yo corporal, mejorando su autoestima y adquiriendo recursos propios diferentes del canalizar los conflictos internos en el cuerpo.

  

Desde mis inicios en la práctica clínica he creado programas de intervención para adolescentes que han sido diagnosticad@s con Anorexia, Bulimia y Obesidad, así como la promoción de una mejora en la calidad de los tratamientos hospitalarios, y en el acompañamiento a las familias que se enfrentan con esta problemática. Desde el año 2012, soy psicoterapeuta recomendada por la ACAB (Asociación contra la Anorexia y la Bulimia de Barcelona) para el tratamiento de todo tipo de patología alimentaria, tanto en régimen de hospital de día, como en tratamiento ambulatorio.